MI ALBUM DE FOTOS DEL ALMA

Queridas amigas, después de un fin de año terrible, perteneciente a un año que batió récord por la serie de eventos desafortunados que sucedieron alrededor mío (no puedo dejar de mencionar que hubo más de uno maravilloso también) y haberme dado cuenta de lo efímera que es la vida, porque esta me lo refregó en la cara hasta el último día del año, tuve la oportunidad de estar unos días en paz (he ahí el porqué de la falta de post la semana pasada) y detenerme a pensar en qué es lo que me ha regalado la vida.

Y después de pensarlo mucho, me doy cuenta que ahora que aún mantengo la cordura y todavía puedo recurrir a mis recuerdos (aunque a veces la memoria si me falla y en otras ocasiones mi propia mente bloquea algunos) el mejor regalo que esta me ha legado es el poder recurrir a las imágenes que llevo guardadas en mi álbum de fotos del alma.

13870575261878hBauticé así a mis recuerdos, un día que viajaba en una cuatrimoto por un camino desierto en un pueblo en México llamado Valle de Bravo. Estábamos buscando un punto en donde podíamos ver varias lagunas desde una montaña y alguien conocía este camino…y de repente me vi a mi misma, como si estuviera elevada sobre la imágen, montando la moto en una fila de varias en donde iba toda mi familia, y del lado izquierdo se alzaban los rayos de sol más hermosos que he visto en mi vida iluminando un campo de heno recien segado que se veía en tonos de oro, ocres y rojos. Fué tan impactante la escena que tuve que detener la moto y pedirles que se sentaran un rato a disfrutar esta escena, y me dije a mi misma…esto es tan increíble que quisiera no tomar una foto real, sino tomar una foto y guardarla en mi alma para siempre, y así surgió el Album de Fotos de mi Alma.

Tengo varias imágenes como esta guardada, algunas tienen, como pasa algunas veces, integrantes que quisieras borrar de la foto, pero como en las reales, a veces es muy difícil, pero quisiera compartir algunas con ustedes.

Cierro mis ojos y puedo ver a mi padre mirarme con los ojos llenos de lágrimas bajando por las escaleras de su casa vestida de novia…lo puedo ver como si estuviera ahí mismo, ahora.

parquerodo252En otra de esas imágenes me encuentro yo, tendría  3 o 4 años, tomada de la mano de mi padre, caminando por un parque en Montevideo, el parque Rodó, junto al lago, recogiendo los frutos del eucalipto…puedo incluso sentir el olor y la sensación de la semilla en mi mano…es increíble.

Entre sueños me acuerdo el ir con mi abuelita, mi adorada cómplice a comprar pretzels en una tienda que parecía estar en Europa…recuerdo hasta el olor de esos pretzels, y créanme que he comido miles y jamás uno como los que comía con ella.

Hace poco recuperé una imagen que tuve que confirmar con mi mamá porque a veces es difícil discernir entre la realidad y los sueños, pero me acuerdo que íbamos a una tienda en donde ella compraba una bebida de cerezas, se llamaba Guindado…me fascinaba el color del licor que guardaba adentro y los destellos rojizos. Mamá compraba también cacahuates crudos…creo que no hay sabor más maravilloso que un cacahuate fresco, aunque siempre después me doliera el estómago.

panoramio.com

panoramio.com

Mi papá era mi hombre fuerte, mi ejemplo, incluso mi cómplice, pero cuando era chica, yo tenía un pavor enfermizo al mar, el iba los fines de semana a comprar pescado directamente a los pescadores, nos íbamos a un pequeño muelle y el avanzaba con el coche hasta el final…yo gritaba del terror y el se reía…me bajaba del coche y escogía entre muchísimos peces el que nos llevaríamos a casa. Para mi era un momento angustiante, pero aún así lo atesoro.

Tengo una foto con mi tía favorita, mi tía Bey, en la que estamos sentadas en dos banquitas de madera en la cocina de lo que antes era mi casa y ahora era la de ella, y me mira fijamente a los ojos y me dice….Tienes que tener un amante! (yo tenía 19 años y realmente me asustó)

El momento en el que me pusieron a mi hijo en mis brazos y me miró con sus enormes ojos turquesa fijamente a los ojos…esa fué una foto mágica.

El día que buscamos a mi niña por toda la casa porque ya nos íbamos al templo y la escena de la pequeña de tres años sentada desnuda con la cabeza enjabonada metida quien sabe como en la tina de las muñecas.

1381498861uphn3Un viaje en barco en el que estábamos sentados en la parte posterior, viendo el atardecer, cuando vi hacia atrás, nos perseguía un grupo de gaviotas y dos increíbles arco iris. Fue tan único el momento que voltée a ver a mis hijos y les dije…chicos, vean esto, absórbanlo y recuérdenlo toda su vida, porque esto no es la vida real

El momento en el que después de más de cuarenta años, nos encontramos con nuestro grupo de compañeros de la primaria en casa de unos amigos en Punta del Este…fue un momento cargado de amor y mil emociones.¡Que hermosa foto!

Y casualmente hoy me encontré en facebook una foto real del momento en el que me despedí de todos ellos…y me trajo tantos recuerdos a mi memoria, tan especiales…Era una foto en la cual todos nos reíamos felices a pesar de la nostalgia del momento y del no saber cuando nos volveríamos a ver.Cuantas cosas han pasado desde ese momento…

El día en el que nos reunimos con Nani, mi amiga que nos dejó este abril,  para despedir a mi amiga Betty que viajaba de regreso a su país. Nani estaba enferma ya hacía un par de años, y quiso darnos un regalo especial que nos uniera de alguna manera, y me pidió un par de aretes para cada una. Recuerdo perfectamente las veinte selfies que tomamos para lograr una especial… lo que importa es tener en mi mente ese momento, no la foto real, y me acompaña cada día de mi vida.

El año que vivimos en Cancún fue un parteaguas en mi vida, un año en que la tristeza se me pegó y no había forma de quitármela de encima, pero cada mañana, a las 6 a.m. cuando viajábamos en coche a la escuela les decía a mis niños…aprovechen y disfruten este momento, no solo tienen la bendición de ver de un lado el mar turquesa y del otro la laguna color verde aqua, sino que hay gente que jamás en su vida tienen la oportunidad de conocer el océano.

Creo que si cada uno de nosotros se detiene a pensar en sus propias fotos, logrará el álbum más increíble que pudiera haber mandado a imprimir.

Porque la sal de la vida son esos recuerdos que nos ponen una sonrisa en la boca, momentos irrepetibles que iluminan nuestra alma y la llenan de amor.

Cuales son las fotos que atesoras en el tuyo?

 

 

Anuncios

Acerca de fortyplusblog

40+woman, professional known in the mexican fashion world, love to write about travels, fashion, beauty and life. mujer de 40+, reconocida profesional en el medio de la moda mexicana, amo escribir sobre viajes, moda, belleza y la vida.
Esta entrada fue publicada en AFECTOS, AMIGAS, AMOR, APOYO, AUTOESTIMA, busqueda, FAMILIA y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a MI ALBUM DE FOTOS DEL ALMA

  1. Lulú dijo:

    Hermoso texto, estas son las mejores fotos!. Feliz Año! Un fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s