CONOCIENDO OAXACA…LA GRAN SORPRESA

20150405_084048 (1)

Pared en el Hotel Quinta Real

Como muchas y muchos de nuestros lectores no son mexicanos, quisiera aclararles que Oaxaca es un estado que se encuentra en México, un lugar lleno de magia e historia, convertido ahora en un santuario de joyas arquitectónicas milenarias, que vale la pena, al menos una vez, tener la oportunidad de conocer.

Parece increíble, pero por azares del destino, no habíamos tenido la oportunidad de conocerla, pero este año, en Semana Santa quisimos hacer algo distinto y nos aventuramos. No quisimos ir en carretera,  aún siendo un tramo no tan largo, Oaxaca, la capital, se encuentra únicamente a 5 horas de la ciudad de México, y la carretera sabemos que se encuentra en muy buen estado. Probablemente la próxima vez lo hagamos, pero realmente no es tan necesario tener coche si tu visita es a la capital únicamente.

Como siempre, nuestro presupuesto era limitado, estuvimos investigando tarifas de hoteles para estas fechas, pero por ser plena época de Semana Santa, los costos eran altísimos y no había lugar en ninguno de los hoteles recomendados.

Obviamente antes que nada hice mi investigación en TripAdvisor, en Expedia y otras, y luego pregunté entre familiares y amigos cuales eran las recomendaciones. En Lonely Planet encontré un Bed and Breakfast que me encantó, pero desafortunadamente no tenían espacio en esos días, se llamaba “El diablo y la Sandía” (www.eldiabloylasandia.com).

El que se nos antojaba mucho era el Hotel Quinta Real, un hotel hermoso, pero el costo era mayor a lo que teníamos presupuestado.

Tengo una amiga y clienta que vive allá y tiene un hotel precioso y pequeño, con  una atención increíble, se llama Casa Los Cántaros, pero como las calles estaban en construcción no pudimos ir en esta ocasión.

20150405_121806 (1)

Tlacochahuaya

Finalmente nos fuimos por la recomendación de mi querida amiga Marisa (La Gurú del Estilo), una hermosa casa tipo Oaxaqueña convertida en un pequeño hotel con un patio interno convertido en Restaurante. El hotel se llama Hospedería La Reja, y a pesar de tener muy poquitos cuartos, nos sorprendió por su servicio, la limpieza y la paz del lugar. La ubicación es perfecta, a unas cuantas cuadras del andador turístico y de  la Iglesia de Santo Domingo.
Oaxaca para nosotros fue una agradable sorpresa. Tuvimos la fortuna de conseguir a través de una amiga, un taxista que nos dio una tarifa preferente por hora de diez dólares, mucho menos de lo que nos había cotizado un servicio súper exclusivo de camioneta que nos hizo un tour nada atractivo para nosotros y que nos cobraba más de trescientos dólares por día. Después de andar un par de días por ahí, nos dimos cuenta que lo que debíamos haber hecho (pero no lo hicimos, ya será para la próxima) es ir primero a Hierve el Agua, un lugar de formaciones rocallosas con lagunas naturales el cual visitaremos la próxima vez, después de ahí puedes ir a Mitla y Montealbán, el cual nos impresionó por su energía, sus construcciones, y lo que representa en la historia de nuestro país. Después de visitar Montealbán, recomiendo ir a visitar un pequeño poblado llamado Tlacochahuaya, hermoso, tranquilo, blanco, en paz, y con una increíble iglesia llena de frescos pintados en rojo y azul, una belleza recién restaurada.

Hay muchas otros lugares para ir, como la visita al típico árbol del Tule, un árbol que lo único que tiene es un ancho espectacular y una pequeña iglesia pintoresca, pero en mi opinión…podemos evitarlo, aunque todos dicen que una visita a Oaxaca sin ver el famoso árbol, no vale.

IMG-20150406-WA0050 (1)

Centro de las Artes San Agustin

En un segundo día, recomiendo ir a San Agustín Etla, no teníamos mucha información, pero nuestro guía y taxista nos llevó primero al taller de papel del Maestro Toledo, un artista oaxaqueño que ha revolucionado la ciudad con sus aportaciones a la arquitectura, al diseño y las artes. Llegamos al pequeño pueblo, la fábrica es pequeña pero sumamente pintoresca, enclavada en una montaña…un lugar hermoso, como para retirarse y dedicarse únicamente a fabricar papel artesanal. En ella se elaboran piezas pequeñas de joyería de papel, papalotes (cometas) y lienzos para usos diversos. Podía haberme quedado ahí por horas.

Saliendo de ahí, en el mismo  pueblo, se encuentra el Centro de las Artes de San Agustín. El lugar es hermoso! Se supone que ahí funcionaba una antigua fábrica de textiles y aún se conserva parte de la estructura y diversas piezas de maquinaria. No tengo palabras para explicar la belleza del lugar. Desde la entrada con sus ojos de agua en tonos de rosa, el espacio artístico,  las terrazas en donde solo se respira paz, y los pequeños detalles como cornisas realizadas en metal con dibujos realizados por el Maestro, detalles arquitectónicos espectaculares y una calma inigualable.

Apenas salimos de ahí y recordé que hacía únicamente unos meses varios de mis diseños estuvieron exhibidos ahí dentro de la exhibición de los Artífices de la Plata, un gran honor para mí.

Pero ¿ que fue lo que más me gustó de Oaxaca? Además de su peculiar ambiente, bohemio, ligero, tan especial, sus espacios recuperados por diversos mecenas de las artes y la arquitectura, nos hacen cuestionarnos si realmente estamos en México o no.

20150404_173403 (1)

Interior de la Iglesia de Santo Domingo

La iglesia de Santo Domingo y su museo me han dejado con la boca abierta. Es increíble tal belleza reunida en un solo lugar, conservado con tanto cuidado y esmero. El museo es impecable, y vale la pena tener que pagar una cuota ridícula para poder entrar y disfrutar de tanta belleza.

Uno no termina de nombrar la cantidad de museos e iglesias para visitar. Lo que más me gustó a mí…El jardín Botánico, un lugar espectacular el cual reúne las especies más típicas del estado, creado con tanto diseño y con tanto amor al lugar, que impresiona. Es un recorrido de más de una hora a través de cactáceas y diversas plantas conviviendo en un solo plano enorme, el cual durante decenas de años sirvieron como espacio para albergar al ejército. El lugar ha sido rescatado también por el Maestro Toledo, el es el creador de un jardín espectacular que crece a la sombra de la Iglesia de Santo Domingo. Cuando estuve ahí, estaban creando un orquideario gigantesco que va a ser espectacular.

20150407_171803

Jardín Botánico

A media cuadra de ahí nos encontramos con una pequeña sorpresa, el MUFI, o Museo de la Filatelia. Un pequeño museo que alberga un gran acervo filatélico, con espacios limpios, donde puedes sentarte en sus pequeños patios oyendo nada más que música etérea la cual te hace preguntarte donde estás. Después de pasar por sus salas y regocijarnos con los más diversos timbres postales, y las cartas de Frida Kahlo celosamente conservadas, rematamos con una tienda llena de sorpresas y productos cuidadosamente seleccionados de acuerdo al tema del museo.

Otros dos museos que nos dejaron gratamente impresionados fue San Pablo, un tipo de calle peatonal que alberga además de un museo una pequeña iglesia rescatada hace unos años, y a la vuelta de este, otra gran sorpresa…El Museo del Textil, lo cual como ustedes comprenderán, para nosotros fue un deleite. Oaxaca se caracteriza por la riqueza de sus bordados y aquí hay varias salas en donde puedes admirar pieza tras pieza sin poder creer las diversas obras de arte realizadas por los artesanos locales a través de los años, que teníamos frente a nuestros ojos sin contar la belleza arquitectónica del lugar.

Y por otro lado… Oaxaca es Sabor.

20150404_214333 (1)

Pitiona

Tuvimos la oportunidad de comer DELICIOSO. Visitamos los restaurantes más exclusivos y sin dejar un agujero en nuestros bolsillos.

Mis favoritos, para desayunar, ITATONI, un pequeño restaurant al que va la gente de Oaxaca, en el cual son característicos sus productos de maíz, en especial recomiendo, las Tetelas de Chicharrón.

No dejes de ir tampoco al restaurant del Hotel Quinta Real, tiene un desayuno buffet increíble.

Para comer, el que más nos gustó fue el Zandunga, comida típica Oaxaqueña, no solo el Mole (típico platillo mexicano realizado con decenas de especias y chocolate) sino varios otros platillos que vale la pena probar en un lugar fresco y limpio, lleno de Color.

Para cenar nos recomendaron varios, Casa Oaxaca (delicioso pero a mi gusto un poco pretencioso, caro y con muy mal servicio) en una terraza hermosa cerca de Santo Domingo.

Origen, en mi opinión, un poco caro también y con platillos muy pequeños, de esos que te quedas con un poco de  hambre pero rico

Y nuestro favorito fue, Pitiona. El lugar es precioso, cerca de Santo Domingo también, pero la comida, espectacular. Tan es así que fuimos dos veces porque no queríamos irnos sin probar más platillos.

20150405_124714 (1)

Tapetes realizados en Telar

Tal vez pensarán que nos faltó hablar de los pueblos donde se hace el barro negro, o los bordados, los tapetes o alfombras de telar, pero para nosotros que trabajamos con gente de allá, no es tan atractivo ni especial. Vale la pena que vayan un día a conocer los procesos de fabricación de sus artesanías si no están muy familiarizados con ellas.

Pero para mí, lo que más me gustó de Oaxaca, fue la ciudad…pasear sin rumbo, entrar en sus diversas tiendas, tomarnos algo en el Café Brújula o alguna nieve en la calle…sentarnos y ver la gente pasar, ir a beber algo a alguna de las terrazas de los diversos restaurantes, en fin, vivir su ambiente.

Mucha gente ama ir a comer a los mercados, nosotros que somos de estómago delicado, preferimos hacerlo sentados en un restaurant, pero si quieres comprar chapulines (grillos) fritos con chile, cacahuates (maníes) con dientes de ajo fritos tan típicos oaxaqueños, queso o mole, o comerte una típica Tlayuda con tasajo (una especie de tortilla con frijoles y carne) no dejes de visitar el mercado de la ciudad.

Oaxaca es único.

Acerca de fortyplusblog

40+woman, professional known in the mexican fashion world, love to write about travels, fashion, beauty and life. mujer de 40+, reconocida profesional en el medio de la moda mexicana, amo escribir sobre viajes, moda, belleza y la vida.
Esta entrada fue publicada en busqueda, COMIDA, dinero, ECONOMIA, FAMILIA, MEXICO, MUSEOS, Uncategorized, VIAJES y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a CONOCIENDO OAXACA…LA GRAN SORPRESA

  1. SUSY-HOTMAIL dijo:

    Qué padre artículo., definitivamente será considerado para la próxima vacacion!

    Gracias

    firmasusy

    • fortyplusblog dijo:

      Para nosotros fue una verdadera sorpresa, vale la pena conocer las bellezas de nuestro país, pero créeme que en Oaxaca, están definitivamente potencializadas.

  2. Betsaida Sarai Zavaleta dijo:

    Ser oaxaqueño es un orgullo,porque contamos con una diversidad de costumbres y tradiciones, ademas no podemos dejar atrás la inmensa gama de joyas arquitectónicas realizada por nuestros ansestros que cuenta nuestro bello estado y su ancestral gastronomía.

    • fortyplusblog dijo:

      Pues que honor ser oaxaqueño y que bendición poder convivir con esas maravillas tan increíbles que nos dejan boquiabiertos. México es un país increíble, y ojalá todos lo amaran como se ve que lo amas tu!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s