DEJAR IR

Entre las orillas del dolor y el placer fluye el río de la vida. Sólo cuando la mente se niega a fluir con la vida y se estanca en las orillas se convierte en problema. Fluir quiere decir aceptación, dejar llegar lo que viene, dejar ir lo que se va.  (Sri Nisargadatta Majarj).

Aferrada….si hay una palabra que me pueda definir es esa…Aferrada.

Me aferro a mis amores, a mis afectos, a mis pocas posesiones materiales, a mi rutina… ¡sí! Mi rutina la cual adoro con toda mi alma, a mis espacios, a mis manías…soy aferrada.

¿Pero, no lo somos la mayoría de nosotros? Tal vez no tan exageradamente como yo, pero a algo nos tenemos que aferrar.

¿Que sería lo ideal para crecer en esta vida? Dejar marchar. Dejar fluír a quien no quiere estar con nosotros, dejar ir a lo que no nos sirve, a lo que nos ancla, a posesiones o situaciones que son de alguna manera negativas para nosotros y no nos dejan crecer.

bestofimg.com

bestofimg.com

Jenny conoció al que ella creía que era el hombre de su vida. Un hombre que jugó con su cuerpo y sus sentimientos durante los últimos 15 años. Un hombre que prometió amarla hasta el fin de sus días sin comprometerse, pero que gracias a sus constantes cambios de temperamento cada cierto período de tiempo la abandonaba “para siempre” y a los tres, cuatro meses o un año volvía a ella como si nada hubiera sucedido y ella simplemente no podía concebir la idea de dejarlo marchar, y es por eso que hacía hasta lo que odiaba hacer por no perderlo.

Lo que ella no notaba, es que la presencia de él y sus enfermas demandas cada día la hundían más y la hacían avergonzarse y odiarse a sí misma, además de perder la oportunidad de crecer y recibir más cosas de la vida cayendo en un verdadero estancamiento. Ella estuvo cegada por años, sin darse cuenta que en esta relación, la única que daba era ella.

Dejar ir, no es fácil. Cuando te das cuenta que algo se escapa de entre tus manos, sea una persona, una situación o lo que sea, tendemos a preguntarnos… ¿porque me deja? porque se va? ¿Por qué no quiere estar conmigo? Buscamos respuestas, buscamos aceptación, sin darnos cuenta que lo único que estamos sintiendo es el dolor del rechazo.

Dejar ir es liberador pero muchas veces no dejamos que suceda porque queremos a fuerzas que la situación se de cómo nosotros queremos, porque tememos a romper con nuestra rutina, porque tenemos miedo de lo que nos espera aún sin saber si es bueno o malo.

bestofimg.com

bestofimg.com

Deberíamos dejar fluir las cosas,y si algo o alguien se quiere alejar, dejarlo irse y abrir nuestras mentes, nuestros corazones a las cosas positivas que nos rodean y en vez de lamentarnos por lo que perdimos, disfrutar lo que nos rodea sin angustias, sin culpas, sin dolor.

Cuando un árbol pierde sus hojas queda pelón, ralo, raquítico, si podría decir que hasta feo…pero no hay nada comparable con la belleza de éste cuando las hojas nuevas vuelven a salir.

Aprendamos a ver lo bueno dentro de todo lo que vivimos, y cuando sea necesario renovarnos, dejemos ir lo que nos hace infelices y sigamos fluyendo con la vida.

Un día cualquiera, el hombre desapareció de su vida para siempre…ella pensó que el volvería como todas las otras veces, pero el dejó señales muy claras que ya no iba a suceder. Cortó con ella cualquier modo de comunicación, y esta vez, le hizo saber que ya no habría vuelta atrás. En un principio, la reacción de ella fue de incredulidad, de enojo después, luego vino la tristeza y la sensación de vacío que poco a poco se fue convirtiendo en un aprendizaje, el aprender por primera vez a quererse a si misma, a apreciarse y a desapegarse de una rutina que por años hizo añicos su autoestima.

Jenny va ahora por la vida con los brazos abiertos…y al fin, aprendió a desaferrarse de sus apegos.

 

 

 

Anuncios

Acerca de fortyplusblog

40+woman, professional known in the mexican fashion world, love to write about travels, fashion, beauty and life. mujer de 40+, reconocida profesional en el medio de la moda mexicana, amo escribir sobre viajes, moda, belleza y la vida.
Esta entrada fue publicada en AFECTOS, alma gemela, AMOR, APOYO, AUTOESTIMA, ave fenix, AYUDA, CARIÑO, divorcio, miedo, pareja, PASADO, PSICOLOGIA, renovarse, SUPERACION, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a DEJAR IR

  1. Al respecto me encantaría platicarte que estoy rentando mi casa, la que me costó trabajo tener, la que viví con el padre de mi hijo, en donde ví crecer a mi hijo, que decoré cada rincón amorosamente y como de memoria porque ya la soñaba antes de tenerla, que está llena de mí.
    Ahhh los apegos!!! He llorado pensando sólo en la idea de rentarla!! Era como cortar el último hilo de mi vida pasada, pero una vez tomada la decisión, qué alivio vaciarla!!! Es como limpiar el alma.
    Mover energías me dijeron más de una persona. Avanzar, disfrutar el presente. Mi actual esposo me comentaba que le preguntaron a Galileo Galilei, vé tú a saber si se lo preguntaron o son leyendas de internet pero el caso es que la pregunta era sobre qué edad tenía, él respondió que 5 ó 10 lo cual fue motivo de risa porque tenía el cabello blanco y largas barbas a lo que él contestó, la edad que tengo es ésa pues es la que me queda por vivir, los otros años ya se gastaron, son como lo que has gastado comparando algo, ese dinero ya no volverá, ya lo gastaste, igual que los años.
    Así que a vivir el presente, sin cargas, sin culpa, sin pesados costales de recuerdos que la mayoría duelen.
    Quién quiere una hermosa casa llena de buenas vibras y felices momentos…está en renta.

  2. Patylu dijo:

    Mil gracias, llegó en el momento preciso…

  3. miriamhamui dijo:

    Gracias por tu aportación de esta semana, Dalia. Me encantó la metáfora del río del principio. La verdad es que nos aferramos hasta lo más mínimo que nos podamos imaginar, y no solo son objetos, personas y lugares, sino también a ideas, y estas últimas son las más difíciles de soltar. Por eso la alusión del río viene muy bien, ya que en cualquier momento podemos desviarnos hacia alguna de sus orillas, pero nuestra labor para ser felices es procurar mantenernos al centro del cauce…
    Muchas gracias tus regalos semanales, te mando un fuerte abrazo

  4. Catalina Solís Núñez dijo:

    Gracias Dalia por este tema, es tan difícil de comprender y asimilar, los apegos, los grandes apegos duelen demasiado, dejar ir, no es imposible, bien lo comentaste al principio todo tiene que fluir como el agua de un río, también el río recibe agua nueva de las cascadas, así como el río las recibe con frescura para llenar los caudales, así uno debe estar abierto a recibir lo nuevo en la vida, es aprendizaje y experiencia significativa.

  5. Dorita dijo:

    Es tan verdad los apegos grandes o chicos dictan nuestra vida y nos ciega a vece a nuevas oportunidades.Yo creo que la base de este tema es que nosotros no confiamos en lo que nuestros sentidos no ven no huelen no escuchan etc. Dejamos de ser niños curiosos que nos atrevemos a vivir el presente sin manías, recuerdos,miedos y en especial miedo a la soledad.Fluir con el río es ser audaz! y creer en la vida y ser grato a ella. Gracias amiga por este hermoso blog Besos

    • fortyplusblog dijo:

      Yo creo que los apegos de cada uno definen quienes somos, y siento que el ser humano es apegado por naturaleza, algunos nos apegamos a cosas positivas, otros nos aferramos a cosas que tal vez no son tan sanas en ningun aspecto, pero de que nos agarramos de ellos, es una realidad. Gracias a ti por leerme y por tus hermosas palabras, te quiero mucho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s