LA TAN TEMIDA MENO-PAUSIA

morg_file1MENO PAUSIA

Hace meses que ronda mi cabeza la idea de hablar sobre este tema, un tema dentro del cual estoy inmersa desde hace un par de años y algo más.

Me prometí a mi misma no hacer en esta ocasión ningún tipo de investigación para lograr un articulo lo más sincero posible, así como lo menos científico posible también, porque si quieren ciencia y explicaciones, lo ideal es acudir a su ginecólogo de confianza.

Mi encuentro con la menopausia data de mi adolescencia…etapa en la cual mi mamá sufrió toda serie de males y consecuencias gracias a la tan temida “maldición”

¿Qué es lo que recuerdo? El hecho de pensar que la pobre se había vuelto loca, que un momento estaba eufórica de felicidad y a los cinco minutos lloraba desconsoladamente. Me acuerdo de una carta que me envió en una ocasión que viajó fuera del país, en la cual se disculpaba por sus momentáneas explosiones de “locura”, recuerdo sus famosos bochornos y como sufría cada vez que lograba maquillarse y a los cinco minutos parecía como si hubiera acabado de salir de la regadera…

Y ahora, treinta años después, me toca a mi revivir este “infierno”…el cual he decidido que no me afectará de esta manera, aunque ya en una ocasión mi hija me pregunto que si estaba segura que aún tenía mis períodos.

Hace tres años mi doctor me dio la bienvenida al mundo de la Pre Menopausia al realizar mi visita anual y haberme recetado unos análisis hormonales de “rutina”. Me despidió diciéndome: llámame en caso de emergencia… ¿y, cuál podría ser para él un caso de emergencia?… ¿el llorar sin motivo día y noche escondida en las esquinas de mi trabajo o de mi casa para que nadie se dé cuenta de mi eterna tristeza? Despertarme todos los días a las cuatro de la mañana porque mi cojín esta tan mojado por mi sudor que ahora tengo frio? O será cuando tengo una sesión de fotos para una revista, y mientras me están maquillando ríos de agua caen por mi cuello arrastrando con ellos el make up? ¿Es emergencia darme cuenta que cada vez pierdo más pelo, o mi piel, ojos, uñas y toda yo estoy tan seca como una lija?

file6391253237925¿Qué es lo que más me molesta de todo esto? A veces algunas cosas más que otras…lo más evidente ante los ojos de otras personas son los famosos bochornos, pero mi amiga Esther me dijo un día que nos encontramos por casualidad y justo era uno de mis momentos…- te voy a dar un consejo…cuando sientas que empieza uno de estos calores, en vez de enojarte y maldecir al mundo entero, repítete para ti misma…Que bárbara, que energía me cargo…esta energía es tan fuerte que sale de mi a chorros!! Obviamente no pude menos que soltar una carcajada, pero sin saberlo, Esther me dio un regalo, y hoy en día, cada vez que uno de estos me ataca, me siento como una súper mujer…mojada…pero súper mujer!

Lo que más me gusta contarle a mis amigas es la primera vez que fui a comprar un abanico…creo que fue lo más gracioso que me ha pasado…Me fui a Sanborns, una tienda en donde uno encuentra casi de todo, y me acerque sigilosamente a la sección en donde sé que venden estos graciosos instrumentos… ¡pero era tal mi vergüenza que me recordó la escena de un chico comprando condones por primera vez! En voz baja y con lentes obscuros (para que nadie me reconozca) le pedí a la encargada que me mostrara un par de estos curiosos aparatos para hacer aire, a lo cual la señorita a viva voz grito a su asistente: – Carmelitaaaa: Me sacas los abanicos por favoooorrrr? Obviamente yo quería que me tragara la tierra…cosa que no pasó, y a continuación sacan más de cincuenta de ellos ante mis aterrados ojos…obviamente agarre los dos primeros que sacaron y me fui corriendo de la tienda…

file0001969188258Hoy en día he aprendido a aceptar mi condición con gracia, la verdad es que no sé cuantos años más voy a seguir dentro de la pre menopausia, pero no se vale que tenga que experimentar con todos los síntomas y además seguir soportando la maldición cada mes, cada día con más intensidad! No es consuelo, pero cada mujer con la que hablo me dice que ella lleva seis años y sigue sufriendo, otras cuatro y así continúan las historias…

Hace un par de semanas, me topé con un libro que cayó en mis manos, se llama “Todos los Hombres”, escrito por Ethel Krauze…jamás me imaginé que trataba precisamente sobre esto, y lo que más me llamó la atención fue encontrarme con un decálogo escrito para los hombres en donde explica de alguna manera lo que estamos pasando, para evitar más complicaciones, porque pobres hombres, de por si tienen lo suyo con sus próstatas y andropausias, ¿y además aguantarnos?

Y he aquí el texto del libro de Ethel, en su versión sintética. Ella considera que “Puede caber en una tarjeta o volante para repartirla, incluso entre los automovilistas, a la hora de los embotellamientos de tránsito:

  1. No considerarás a la menopausia una enfermedad.
  2. No verás en sus síntomas un sinónimo de conflictos, condenas y tragedias.
  3. No seguirás la creencia cultural de que ha llegado el fin de tu femineidad y de tu utilidad en el planeta.
  4. No te culparás por haber llegado a la menopausia
  5. No permitirás que tu marido ni tus hijos te hagan sentir culpable o se burlen de ti.
  6. No harás escarnio, ni permitirás que otros lo hagan, de tu situación.
  7. Pedirás el apoyo que requieras cuando sea necesario para sentirte comprendida y aceptada por quienes te rodean
  8. Confesarás con orgullo la edad que tienes y sonreirás.
  9. Compartirás solidariamente con otras mujeres tus experiencias y soluciones.
  10. Lucharás por la reivindicación de tus derechos de mujer madura en la sociedad.”

Ethel accedió a apoyarnos con este escrito y quise hacerle unas preguntas

¿Qué tan nociva fue tu menopausia?

Fue siniestra: temprana y con toda la sintomatología de los cuentos de brujas. Mucho de esto lo llevé al terreno literario en uno de los capítulos de Todos los hombres. Me tomó desprevenida, como un tornado.

¿Qué es lo que crees que más afecta a una mujer que pasa por esta etapa de su vida?

La casi nula información seria, veraz, actualizada, que lleva a la mofa, el prejuicio y la satanización de la sociedad, incluida la familia. Hay toda una “cultura” de la adolescencia, por ejemplo, en la cual, tanto la sociedad como la familia, aprenden a apoyar, entender y compartir esta experiencia con el individuo. En cuanto a la menopausia, no hay tal cultura, sino una mitología que arrastramos las mujeres,  a lo largo de los siglos, en nuestra contra.

¿Cuál ha sido el mayor regalo que esta te dio?

¿Regalo? Pues, acaso, la conciencia maravillosa de que durante una gran parte de nuestra vida, las mujeres somos el espejo del ciclo de la luna, esa reencarnación que hace posible la vida, con su sangre palpitante en nuestro centro. En verdad, antes me quejaba de lo que llamábamos “la maldición mensual”, ahora la extraño, y aprendí a venerarla.

El aprendizaje para ayudar a otras mujeres a valorar la escritura de la sangre que nos dibuja.

¿Cómo prepararías a tu hija para pasar por esta etapa de su vida?

Ya la estoy preparando desde ahora: que no se deje sorprender con malos cuentos, que disfrute cada etapa de su vida, pues en  la que yo ahora me encuentro, me percibo como la gran madre del mundo a través de mis cátedras, mis libros y mi solidaridad con las jóvenes.

¿Cuál crees que haya sido la intención de “el ser supremo” o de la naturaleza, que es tan sabia, al  hacernos pasar por un proceso tan especial en nuestras vidas?

Oh… creo que ya está respondido. Añado: la ciencia ha demostrado que primero fue Eva, y de su plasma XX primordial, surgió después la Y de Adán. Hasta los patriarcas y sus dioses tienen mamá. El bosón de Higgs que acaba de ser descubierto por el Gran Colisionador de Hadrones en Ginebra, es la “mamá” de las partículas, aunque le quieran llamar Partícula de Dios.

¿Cuál crees que haya sido el efecto que dejó tu menopausia en la vida de los que te rodean?

Una gran enseñanza: del rechazo atávico ante mis humores de víbora, a la comprensión, la compasión y el cuidado, pasando por el interés de entender y estudiar el fenómeno vital como parte de toda la familia, y no como “eso que le ocurre a mi esposa o a mi mamá”.

El libro Todos los hombres está editado por la Editorial Alfaguara y se puede conseguir en librerías o comprar por internet.

Ethel Krauze nació en 1954, en la ciudad de México. Su formación académica cuenta con un Doctorado en Literatura, dos Maestrías en Letras y una Licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas.  Es autora de más de una treintena de libros publicados en varios géneros literarios, entre los que destacan la novela, el cuento, la poesía, el ensayo y la crónica. Su obra Cómo acercarse a la poesía se ha convertido en un clásico contemporáneo, formando parte del acervo nacional en Biblioteca de Aula y Salas de Lectura de la Secretaría de Educación Pública de México y traducido a lenguas indígenas. Su trayectoria como conferenciante y formadora de generaciones de escritores es ampliamente reconocida a nivel nacional e internacional. Ha sido maestra fundadora de la Escuela para Escritores de la Sociedad General de Escritores de México, SOGEM, y  en su cátedra universitaria ha inaugurado un posgrado con especialidad en Teoría y Didáctica de la Creación Literaria. Parte de su obra ha sido antologada y traducida a diversos idiomas: inglés, francés, italiano, esloveno, y otros.  A lo largo de su carrera profesional ha conducido programas de radio y  televisión cultural, y ha ejercido el periodismo escrito en algunos de los diarios más importantes de circulación nacional y en prestigiadas revistas extranjeras; asimismo, ha sido invitada por distintas universidades internacionales, como reconocimiento a su obra, que ha sido extensamente estudiada.

 

Anuncios

Acerca de fortyplusblog

40+woman, professional known in the mexican fashion world, love to write about travels, fashion, beauty and life. mujer de 40+, reconocida profesional en el medio de la moda mexicana, amo escribir sobre viajes, moda, belleza y la vida.
Esta entrada fue publicada en AUTOESTIMA, BIENESTAR, MENOPAUSIA, PSICOLOGIA y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a LA TAN TEMIDA MENO-PAUSIA

  1. Shanti dijo:

    Gracias por este precioso e interesante artículo! En cuanto al tratamiento hormonal, creo que no es una solución muy recomendable. Mi madre murió de cáncer, y lo que piensan los médicos es que el cáncer le vino por el tratamiento hormonal, precisamente…

    • fortyplusblog dijo:

      Gracias a ti por leernos, Shanti! En realidad yo estoy evitando todo tratamiento hormonal, y de ningun tipo, quiero ver hasta donde aguanto sin meter en mi cuerpo nada extraño…pero creo que también es interesante que nuestras parejas lean ESTO para que sepan lo que sentimos y por lo que nos toca pasar. Los tratamientos hormonales ya dependen de el tratamiento que tu y tu doctor decidan usar, pero eso varía de mujer en mujer.

  2. miriamhamui dijo:

    ¿No será que la menopausia está diseñada para que te ubiques aún más dentro de ti y termines por aceptarte con compasión?
    Un fuerte abrazo,
    Miriam

  3. Meivy Lavin dijo:

    Dalia, felicidades me encants tu blog. Les sugiero el libro “La sabiduria de la menopausia” es bueno, objetivo, didactico, motivante. No recuerdo la autora. Lo venden en el Centro Engel. Un abrazo!

    • fortyplusblog dijo:

      Hola Meivy, mil gracias!! y gracias tambien por la sugerencia, trataré de conseguirlo.
      Te invito a seguirnos en el blog donde dice SIGUENOS para que puedas recibirlo de forma semanal. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s