VOLVIENDO AL PASADO.

LA TAN TEMIDA REUNION DE CURSO

En la mesa donde se sentaba el Maestro Benedetti

En la mesa donde se sentaba el Maestro Benedetti

¿Cuántas veces en la vida se te ha presentado la oportunidad de dar vuelta atrás y volver a ese pasado que tanto disfrutaste y con tanto cariño recuerdas?

Gracias al Facebook hemos tenido la oportunidad de reencontrarnos con tantas gentes que en algún momento fueron parte de nuestras vidas y por algún motivo se fueron o dejamos atrás!

Esto fue lo que sucedió con mi generación de la escuela donde tuve la fortuna de cursar desde el Kinder hasta 5º grado de primaria.  Poco a poco comenzamos a encontrar a algunos amigos esporádicamente hasta que se nos ocurrió abrir un grupo en donde fueron uniéndose casi todos los integrantes de ésta. Algunos todavía en Uruguay, el país donde nací, algunos en Estados Unidos, Europa y Asia, México y hasta la India. Estos reencuentros a pesar de ser virtuales suelen ser bastante emotivos porque algunos comienzan a postear recuerdos, fotos…hasta que a alguien se le ocurrió festejar los maravillosos 50 años que todos cumplíamos, reuniéndonos en el país con el que tantas cosas tenemos en común, y del cual muchos nos fuimos en la misma época.

Fueron varios meses de preparativos, disyuntivas, que si esta fecha, que si la otra, hasta que tuvimos la suerte que un grupo de compañeros que aún viven allá decidió tomar las riendas del viaje bajo el mando de una guía voluntaria y organizar un maravilloso itinerario con actividades para diez días.

Dudé acerca de mi decisión, ya que yo era de las pocas personas que ya no tienen familia en el país, y la verdad es que aunque tengo muchos amigos, sabía que podía ser incomodo para otros llegar yo a invadir su privacidad y entrar y salir de sus casas como si estuviera en mi propia casa , por lo que decidí llegar a un hotel sencillo, aunque por primera vez en años, viajé sola.

Sola es un decir, porque durante toda mi estadía no creo haberlo estado por más de algunas horas, ni haber dormido en el hotel más de tres horas por día.

En los Dedos, Punta del Este

En los Dedos, Punta del Este

¿Que como fue el reencuentro? No tengo palabras para describir las emociones que se manejaron en este … muchísimos abrazos, muchísimo amor, muchísimas historias. Y tantos recuerdos…

Algunos de los “compañeros” venían nerviosos, no sabían si alguien aún se acordaba de ellos, otros un poco escépticos ya que no sabían cómo sería el desenlace de este evento, que al final resultó siendo el viaje más especial de nuestras vidas.

Es increíble ver que una relación que duró en realidad tan pocos años, pueda resurgir igual o mucho más intensa que antes.

No niego que también había las “piedritas dentro del arroz”, porque aunque dicen que la gente cambia…tu esencia sigue siendo la misma…

Para mí, este viaje, rellenó mi tintero de amor…el amor que sentí de ellos hacia mí y el que yo sentí hacia los demás.

5Volver a Montevideo de por sí para mí fue muy especial…por culpa de la vida, pasaron dieciséis años sin que pudiera volver a casa…

El tiempo que viví en Uruguay fue realmente poco, a los diez años llegamos a México porque la situación política del país era tan caótica durante la dictadura, que nadie sabía lo que sucedería y mis padres decidieron ir a un lugar con más futuro para nosotros.

Sé que no pudo haber una decisión mejor, venir a vivir aquí nos abrió la puerta a un mundo mucho más amplio, pero no por eso deja uno de extrañar a sus raíces.

¿El momento más especial de mi viaje? Bueno, en realidad  hubo dos: Uno fue el reencuentro en Punta del Este, cuando todo el grupo se reunió, fue muy emotivo,  las sonrisas, los abrazos y las lágrimas y el reconocer en caras y cuerpos de adultos la sonrisa escondida de ese niño que tal vez vagamente recordábamos.

El segundo fue cuando al fin reuní fuerzas, salí de mi hotel y me fui caminando seis cuadras, las mismas que recorría cuando era niña, para subir de la rambla de Pocitos hasta mi casa…las mismas que caminaba cuando recogía a mi amiga Gabriela con sus hermanos para ir a la playa, la misma que recorría con mi prima Edith para ir a comprar los chicles  brasileños con un tatuaje que si mojabas con agua quedaba pintado en tu brazo, las mismas que recorrí tantas veces tomada de la mano de mi mamá.

Desde el momento que llegué a mi calle, comencé a sentir los olores y  a reconocer  sus aceras y sus árboles, tan familiares y tantas veces recurrentes en mis sueños, que no pude evitarlo…iba filmando mi trayecto, pero sin parar de llorar, hasta que llegue a la puerta de mi casa… (Escribo esto ahora y aún se me salen las lágrimas)

Mi Casa

Mi Casa

En ese momento miles de flashes llegaron a mí, vi a mamá asomada por la ventana de su cuarto despidiéndose de mí cuando salía caminando a la escuela, vi a mi padre arreglando las plantas del jardín, vi a mis hermanos corriendo con sus túnicas blancas y sus moños azules escapándose de nuestro perro para que no se suba al camión que los llevaba a la escuela , pero la imagen más fuerte fue la de una niña que no se quería ir de esa casa que tanto amaba, dejando lejos su infancia, sus espacios, su bicicleta , sus amigos y su tesoro más preciado…su abuela.

Es increíble como a veces dejamos las cosas congeladas por un tiempo en un lugar y cuando volvemos todo sigue igual, incluyendo las emociones.

Reencontrarme con amigas a las que consideraba primas y darme cuenta que las adoro tanto o más que antes a pesar de la distancia, visitar a la mejor amiga de mi madre, a la que siempre adoré y darme cuenta que el tiempo también pasó para ella, pero con la sonrisa pícara de siempre me recibió recordándome que yo siempre fui especial para ella, así como ella lo ha sido siempre para mí! No hay palabras para describir los sentimientos.

Sé que fui muy afortunada por tener esta oportunidad.  Tantos años añoré esto y pensé que nunca sucedería, pero como siempre digo, se vale soñar… y los sueños si se hacen realidad.

Las Chicas del Calendario en Colonia

Las Chicas del Calendario en Colonia

No puedo dejar de mencionar los lugares tan especiales que visitamos con mis amigos en este pequeño país tan hermoso: Punta del Este, Los Dedos, José Ignacio, Balizas, el Faro de La Paloma que con claustrofobia y todo lo subí hasta arriba, Colonia, y mi pequeño Montevideo que es la ciudad más Europea de Latinoamérica, con una vieja riqueza arquitectónica impresionante y las calles más sucias y con carácter que he visto en mi vida. La visita al Teatro Solís mientras mis amigas bailaban Candombe ( un ritmo afro-uruguayo muy característico),la emotiva visita a nuestra vieja escuela y la oportunidad de volver a sentarnos en las sillas de nuestro salon del Kinder, el Mercado del Pueblo, la visita a la Ciudad Vieja, la noche de copas en el Fun Fun y la despedida llena de lágrimas en Buceo. Ni hablar de las cenas con mis amigas más cercanas cerradas con broche de oro en alguna de las maravillosas heladerías uruguayas, o una escapada para comer una deliciosa pizza después de haber visto los grupos de Murga que se presentan en el famoso carnaval de mi país, y como olvidar mi fin de semana en Las Toscas (un pueblo chico y sencillo con playas vírgenes ) tan soñado por mí por años, con una pareja de amigos inigualable. Sentarnos en una hamaca, hablar de todo y nada, sin prisas y sin presiones.

¿Qué traje conmigo en la maleta de regreso? además de los recuerdos, una red de mujeres, amigas, solidarias, amorosas, cariñosas, cada una con diferentes cualidades y diferentes vidas y en las cuales encuentro consuelo cuando flaqueo, sonrisas, cuando quiero compartirlas y apoyo para cuando lo necesito.

Traje un paquete de nuevas fotografías para mi alma, para poder cerrar mis ojos y volver a revivir los momentos tan hermosos que viví en este viaje.

Te deseo a ti, que ahora me lees, que algún día tengas o busques la oportunidad de volver atrás para visitar tu pasado, una experiencia singular.

Dedicado con muchísimo amor a estas personas que hicieron de mi viaje una experiencia inolvidable con sus ocurrencias, risas, chistes, música de nuestra época, y tanto amor!! (Y si me olvido de alguno, me corrigen) Y van por orden de aparición, no de cariño: Yael y Eduardo, Graciela, Dorita, Claudia, Irene, Lilian, Penina, Laura, Luli, Dinorah, Roni y Marido, Astrid, Shanti, Rafi, Victor, Marcelo, Biuti, Regina, Ana, Mery, Ariel, Zeta, Jorge, Mónica, Graciela Apellido- compuesto, Laura. Eduardo, Sergio y Daniel, Ethel, Silvana y Gerardo, nuestro más que chofer y guía.    Mi familia del alma: Anita, Julio, Iliana, José, Dalina, Héctor, Jeannie, Arturo, Ricky, Marcelita y Alfredo ,Yezabel, Tito, Fanny, Leonel, Judith , Julio y Mónica.

Anuncios

Acerca de fortyplusblog

40+woman, professional known in the mexican fashion world, love to write about travels, fashion, beauty and life. mujer de 40+, reconocida profesional en el medio de la moda mexicana, amo escribir sobre viajes, moda, belleza y la vida.
Esta entrada fue publicada en AFECTOS, AMIGAS, CARIÑO, FAMILIA, PASADO, REUNIONES, URUGUAY, VIAJES y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a VOLVIENDO AL PASADO.

  1. Irene dijo:

    Que buen post Dalia!! Volver a los orígenes es muy sanador cuando se hace desde el amor, dejándonos sorprender, mirándolo todo con ojos nuevos y sintiéndolo con el corazón enriquecido por las experiencias de vida que hemos tenido cada uno. Es como que todo se resignifica, verdad?

    • fortyplusblog dijo:

      Todo se resignifica, esa es la esencia…desde otro punto de vista, con una nueva historia por detras, todo se ve distinto y al mismo tiempo igual…. Gracias por haber sido nuestra guia y haberlo hecho con tanto cariño, Irene!

  2. Shanti Baron dijo:

    Daliush! A mí también me salía la lagrimita cuando reviví a través de tu entrada de esta semana ese viaje-reencuentro tan pero tan especial. Gracias!

    • fortyplusblog dijo:

      Tu tambien lo viviste, Shanti, y ahora lo revivimos al verlo plasmado en palabras. Fue un encuentro especial, estoy de acuerdo contigo…Un abrazo!

  3. Lilian H dijo:

    Dalita querida, fue un reencuentro muy especial y muy deseado por todos. Los que participamos nos sentimos muy amados y eso es algo que siempre necesitamos. Gracias por venir tu y cada uno, nunca hubiera sido lo mismo si alguno faltaba.Los quiero a todos mucho!!

    • fortyplusblog dijo:

      Este blog ahora es leido por gente de todo el mundo, no solo los que participamos en el viaje, ojala mas de una mujer tenga la oportunidad de vivir una experiencia asi, fue mágica!

  4. Marce dijo:

    Wow!! Qué lindo!! Y qué alegría haber sido parte de esto 🙂 se lo voy a hacer llegar a mamá!!

    Te queremos mucho y te esperamos de nuevo por aquí pronto!!!

  5. Jeannie dijo:

    Preciosos recuerdos de la vida juntos! Cuando recordás, reviven y se acercan los tiempos de muchos sueños y la intensidad con que los deseábamos y compartíamos.

    Gracias Dalita, volvé prontito porque fue maravillosa la oportunidad de abrazarnos.
    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s