“Podemos llegar a la autopista sin necesidad de cruzar por el empedrado”

Hace poco más de un año me llamo mi amiga Paola para presentarme a Claudia. No me dio más explicaciones, solo me dijo que ella sabía que juntas podríamos hacer una diferencia. Nos reunimos en un café y platicamos varias horas, su proyecto realmente me tocó el corazón pero en ese momento no supe cómo podíamos unir fuerzas, aunque tenía la corazonada que algún día lograríamos algo. Es por eso que hace un par de meses, aun antes de decidirme a lanzar el blog, le llamé para decirle que no me había olvidado de ella, y que su proyecto todavía me hacía ruido.

Creo que es el momento de compartir las palabras de esta hermosa mujer, las cuales se que dejarán una huella en sus corazones. Para mis amigas guerreras, les comparto las palabras de Claudia con cariño…

“Podemos llegar a la autopista sin necesidad de cruzar por el empedrado”

Por: Claudia García Peña

PORTADAA veces la vida es más sencilla de lo que creemos. Nosotros somos los que decidimos el camino que deseamos tomar, si nos iremos por la “vía rápida” o por el “empedrado”.

Empecé a trabajar como consultora en Oncoimagen en el 2008,  a raíz de que la esposa de mi hermano tuvo cáncer de mama, y fue la primera vez que en la familia vivimos un cáncer de cerca.

Nunca imaginé que el estar en contacto con mujeres que viven un cáncer, transformara radicalmente mi vida.

A pesar de que al día de hoy el cáncer es curable si se detecta a tiempo, no deja de ser un tema que genera un cambio radical en la vida de una mujer que es diagnosticada. En muchos casos, el impacto de la noticia es aterrador, la mente se satura de imágenes, el cuerpo se estremece con un sinnúmero de sensaciones, el alma se congela, se paraliza y espera a que todo lo demás vuelva a ponerse en su lugar, para poder encontrar la primera hebra que la llevará a desenmarañar su ser por completo.

Y comienzan las pérdidas por las que la mujer tiene que pasar: la pérdida de la salud, la pérdida de la auto-estima, en gran parte generada por la pérdida de uno o dos senos, en el caso de cáncer de mama; la pérdida del cabello, de las cejas, de las pestañas y, en muchas ocasiones, la pérdida de la pareja.

Todo parece un desenfrenado remolino, que va arrasando con cada elemento de nuestro ser, desde el cuerpo hasta el alma.

Yo no he padecido un cáncer, pero a lo largo de estos años, me he colocado como la sombra de cada una de las mujeres a las que he tenido la oportunidad de conocer.  Por esta razón, quiero compartirte mi experiencia, porque gracias a ellas, no he dejado de esforzarme por ser cada día, un mejor ser humano y he alcanzado a comprender, que nuestra única obligación genuina en la vida, es buscar la forma de ser felices.

El seguir de cerca los pasos de cada una de ellas; el conectarme con su sentir, con sus vivencias, con sus temores; me ha permitido ver su metamorfosis interior, en donde aquellas mujeres que penetran en ese mundo de las pérdidas, se descubren como un ave Fénix. Es real que son guerreras; es real que es una lucha, porque una vez que la ganan, se transforman, pues finalmente se dan cuenta de lo que son capaces de vencer y de soportar. Recuperan su auto-estima y empiezan a tomar decisiones importantes en su vida. Comienzan a alejarse de relaciones que les han hecho daño. Muchas de ellas han sido víctimas de maltrato psicológico por parte de su pareja o de sus familiares; comienzan a creer en sí mismas y a revalorar la vida dándole un justo peso a las cosas, encontrándole un verdadero sentido; entregándose cada día, cada instante, con su ser completo y agradecidas, cada día, agradecidas.

Los duros procesos de nuestra vida son los que nos enseñan a crecer y a descubrirnos como seres humanos; a veces los miedos no nos permiten subir el siguiente escalón, pero cuando se presenta una situación como ésta, no hay marcha atrás, la vida no te pregunta si quieres subir el escalón, te suben en elevador.

Entonces un día entendí que no era necesario pasar por ese proceso para poder disfrutar la vida, para recuperar nuestra auto-estima, para valorar cada instante, para poner toda nuestra pasión en lo que hacemos, tomar decisiones  y buscar nuestra felicidad, y entendí que “podemos llegar a la autopista sin necesidad de cruzar por el empedrado”.

claudiaClaudia García Peña es consultora en Imagen Personal certificada en E.U. Desarrolló en México la Consultoría en Oncoimagen para brindar apoyo a la imagen y calidad de vida de las mujeres en quimioterapia y es autora del libro: “Tu mejor imagen Frente al Cáncer”.  Ha participado en programas de radio y televisión; Imparte talleres y conferencias, y colabora en asociaciones y grupos de apoyo para mujeres con cáncer.

Anuncios

Acerca de fortyplusblog

40+woman, professional known in the mexican fashion world, love to write about travels, fashion, beauty and life. mujer de 40+, reconocida profesional en el medio de la moda mexicana, amo escribir sobre viajes, moda, belleza y la vida.
Esta entrada fue publicada en WELLNESS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a “Podemos llegar a la autopista sin necesidad de cruzar por el empedrado”

  1. Claudia García Peña dijo:

    Amiga querida:

    Gracias por darme la oportunidad de poder compartir mi experiencia en este maravilloso espacio que has creado.
    Te mando un abrazo muy fuerte con todo mi cariño!
    Claudia

    • fortyplusblog dijo:

      Querida Claudia, gracias a ti, por compartir esto con nosotras. A veces parece que nos volvemos inmunes al dolor de otros, pero tu con tus palabras nos das una gran lección.
      Un abrazo!

  2. adriana hermosillo dijo:

    Gracias por tan hermosas palabras de ayuda y con tu permiso me permito compartirlo para una persona en especial,

    • fortyplusblog dijo:

      Gracias a ti por compartir tus sentimientos, y es un honor saber que estas palabras puedan inspirar a otras como lo hizo Claudia conmigo!

  3. marisaz100 dijo:

    Uffff, que bueno que hay quien se dedica a esta labor, felicidades

    • fortyplusblog dijo:

      Estoy de acuerdo contigo… es por eso que la labor de Claudia me parecio algo digno de compartir con este grupo de mujeres

  4. miriamhamui dijo:

    Necesitamos palabras como las de Claudia para despertar una y otra vez a la vida auténticamente vivida. Gracias por el estímulo!

    • fortyplusblog dijo:

      Desafortunadamente muchos de nosotros crecemos cuando el dolor pega cerca…
      El testimonio de Claudia es maravilloso, y mas aún su labor hacia los demás. Un verdadero ejemplo, no crees tu?

  5. Cristyana dijo:

    Me ha llegado profundo este escrito, absolutamente inpirador, gracias por publicar este valioso testimonio.

    • fortyplusblog dijo:

      Gracias a ti por tus palabras, ojala esto pueda llegar a mas mujeres, que como tu, sepan valorar este escrito. Un abrazo, Cristyana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s