COMER, REZAR, AMAR? EAT, PRAY, LOVE?

SHANTI

Shanti

Shanti en Tiruvannamalai

Conocí a Susy, ahora Shanti, cuando éramos bebés.
Teníamos un nexo familiar en común que nos hizo convivir aun antes de entrar al jardín de niños, y la cercanía que existía entre la casa de una y la casa de la otra contribuyó aun más a que fuéramos amigas cercanas.
Tenemos muchas anécdotas juntas, anécdotas que guardé en el baúl de mis recuerdos por años, así como otros tantos a los que me aferré por mucho tiempo como un ancla que me ataba a una vida anterior.
Mi primera imagen de ella es sentada al piano, el cual no toca hace años, recuerdo su brillante y lacio cabello platinado y sus hermosos ojos verdes, así como una seriedad (o sería tristeza) característica en ellos, algo que ahora no existe más.
Una de nuestras anécdotas de niñas fue cuando tomábamos clases de inglés juntas en mi casa y el transporte escolar nos dejó paradas solas afuera de la escuela sin saber que hacer a los siete años. Creo que nos tomamos de la mano y caminamos solas (bastante asustadas) hasta mi casa, y cuando llegamos, mi mamá, sin saber lo que pasó, puso unas galletas de chocolate en la mesa para la maestra. Teníamos tanta hambre que al mismo tiempo zambullimos nuestras manos en el plato y terminamos casi a golpes con la boca llena de galletas porque moríamos de hambre!
Recuerdo cuando mi mamá me contó que Susy se cayó de una hamaca y se lastimó su cara y la angustia que me causó saber que mi amiga había tenido un accidente… son esos recuerdos que guardamos a veces como entre brumas.
La vida y las circunstancias que vivíamos en nuestro país nos arrojó lejos, a mí me trajo a México, ella se fue a Israel unos meses después que yo…y nunca más volvimos a saber nada de la otra.
Mi relación con mis amigas uruguayas siguió fresca a pesar de la distancia, y alguna vez escuché que Susy vivía en la India…

Caminando alrededor de la Montaña Sagrada en Tamil Nadu

Caminando alrededor de la Montaña Sagrada en Tamil Nadu

Los años y la tecnología nos tendieron una mano y volvimos a reencontrarnos gracias a Facebook, y por este medio logramos reunir a casi 25 cincuentones en el país en donde nacimos y al cual muchos de nosotros no habíamos vuelto en más de 39 años.
El reencuentro fue uno de los eventos más emocionantes de mi vida, y la emoción del reencuentro entre lágrimas, risas, besos y abrazos fue épica.
Cada abrazo despertaba en cada uno los recuerdos de esa infancia compartida…pero el abrazo con Shanti fue algo muy especial… ya no tiene esa expresión seria ni triste…su mirada está llena de amor y rebosa una luz muy especial… y ahora sí, a pesar de la distancia, ya nada podrá separar estos corazones que se reencuentran otra vez..
Comparto aquí sus palabras…

Mi querida amiga Dalia me pidió que cuente un poquito de mi historia con la India, y yo no sé muy bien qué contar. Qué parte de mi historia puede servir a otras? Cada una de nosotras las 40 + tenemos una vida apasionante ya vivida. Cada una somos un mundo, una novela.
Mi historia con la India empezó cuando yo era niña. Por alguna misteriosa razón que hasta hoy día desconozco, siempre me apasionó la mera palabra “India”. Las clases de geografía en la escuela me aburrían muchísimo… hasta que llegamos a la India. Entonces, de repente, quería oír cada palabra, ¡quería saberlo todo!

Rishikesh, la capital del Yoga sobre el Ganges

Rishikesh, la capital del Yoga sobre el Ganges

Y así, a lo largo de mi vida, cada vez que me encontraba con alguien que había viajado allí (no habían muchos en esos tiempos), se convertía automáticamente en alguien interesantísimo para mí. ¡Necesitaba que me lo cuente todo de allí!
La India era un sueño que tenía que realizar, y finalmente, años después, cuando yo tenía 24 años, ese sueño se volvió realidad. Viajé a la India por primera vez allá por 1986, y desde entonces, he vivido allí una vez un año entero, otra vez dos años, y ahora paso al menos 4 meses cada año.
Era una intuición femenina? Un recuerdo de una vida anterior? Por qué siempre amé tanto la India, sin siquiera haberla visto?
El caso es que ese país me regaló todo lo que es importante en mi vida. Allí conocí el yoga, y con él mi profesión y el comienzo de mi camino espiritual. Y estos dos son lo que ahora marcan todos los acontecimientos de mi vida. Allí también conocí a mi marido. Y a mi gurú. En definitiva, todos los hitos importantes de mi trayectoria me han sido marcados allí.
Es raro, entonces, que tenga la imperiosa necesidad de volver allí cada año? Que a pesar de sentirme en casa prácticamente en cualquier país y lugar, allí sienta que es el hogar de mi alma?
Esa es mi historia con la India. No es que tenga nada especial, ni sé que le sirva a alguien para algo el conocerla. Pero una cosa sí que sé: que todas nosotras, cuando tenemos un sueño insistente que nos acompaña y no nos permite que le olvidemos, tenemos que hacerlo realidad. Porque no es por nada que ese sueño nos insiste. Hay algo ahí para nosotras. Algo importante.
Te deseo que hagas realidad tus sueños. Sean los que sean!
Después de leer la carta de Shanti, me quedaron ciertas interrogantes que sé que muchas de mis amigas quisieran también conocer, por eso le pedí que me ayudara con más información al respecto.

COMO SUPISTE A DONDE LLEGAR?

Practicando Yoga en el Tejado

Practicando Yoga en el Tejado

No tenía ningún plan trazado. Después del shock del calor, la desinformación acerca del lugar ( o más bien, la desilusión de ver lo idealizado convertido en realidad), los contrastes, y de visitar lugares a los que llegaban muchos turistas, ¡al mes de estar en la India yo estaba hasta la coronilla del lugar! Lo que yo quería era vivir con la gente, relacionarme y aprender de sus vidas, sus creencias, sus costumbres, su idioma y en estos lugares no iba a conseguirlo, porque los lugareños  allí sólo estaban interesados en mi dinero, o en mí como mujer. Por lo tanto decidimos estudiar varias guías para encontrar cuales eran los lugares que no salían en éstas, y alejarnos así de este ambiente maleado. Trazando un mapa de estas regiones, logramos pasar varios meses sin ver ninguna cara blanca y penetramos en la India profunda.

QUE TE ENAMORO DE LA INDIA?

Me enamoré de los contrastes, de un país tan descaradamente, despiadadamente vivo, donde conviven naturalmente la belleza y la fealdad sin ningún tipo de adornos. Me enamoré del brillo en los ojos de las personas -incluso de los que en occidente consideraríamos dignos de lástima- y que saben sonreír y disfrutar como nosotros, con todo lo que tenemos, no sabemos. Me enamoré del colorido y del ruido, y de “la anarquía que funciona” como dijo John K. Galbaith, economista y antiguo embajador americano en la India. Me enamoró su gente sencilla, inocente, cálida y generosa. Me enamoró ese “no sé qué” que flota en el aire, y que, meses más tarde, identifiqué como lo espiritual de la India

CUAL ES TU RUTINA EN LA INDIA?
Vivo entre dos sitios: Shirdi, en el estado de Maharashtra, donde se encuentra la tumba de mi maestro Sri Babuji, y del maestro de mi maestro que se llamaba Shirdi Sai Baba (y que NO es el Sai Baba conocido en occidente), y Tiruvannamalai, en Tamil Nadu, donde está el ashram y la tumba de otro santo indio muy famoso llamado Ramana Maharshi, y donde hay una montaña sagrada muy poderosa. Mi rutina es bastante similar en ambos lugares, incluye varias horas de meditación al día, desde las 3 de la mañana, que es cuando me despierto, hago yoga, y el resto del tiempo lo dedico a la elaboración de la revista por internet Pétalos de Rosa, que preparamos varios de los miembros de mi familia de gurú, y que presenta las enseñanzas de mi maestro.

DONDE VIVES CUANDO NO ESTAS EN LA INDIA? A QUE TE DEDICAS AHÍ?

La casa en Pollenza

La casa en Mallorca

El resto de los 8 meses del año vivo en Mallorca, España, en una casita en el campo que nos hemos construido mi marido y yo con nuestras propias manos, y según nuestros criterios e ideales (ecología, Feng-shui, ser respetuosos con las tradiciones de construcción del lugar…) Soy profesora de yoga, y durante muchos años he vivido de mis clases. Hasta que mi maestro me dijo algo que me atravesó el corazón como una espada: “las enseñanzas espirituales no se cobran, y si las cobras las estás desvaluando.” Desde ese mismo momento, decidí dejar de cobrar las clases de yoga. Y como la Vida nos otorga lo que necesitamos, si lo pedimos con suficiente claridad, ocurrió que varios amigos, y amigos de amigos empezaron a pedirme que les ayude a alquilar sus casas a turistas, y eso me da para mantenerme. Ahora el yoga es un servicio que doy desinteresadamente, y mi trabajo remunerado es ese. E intento hacerlo según los criterios e ideales del yoga: honestidad, espíritu de servicio, paz, confianza, simpatía, empatía…

QUE LES DIRIAS A ESTAS MUJERES QUE FANTASEAN CON EL CONCEPTO DE COMER, REZAR, AMAR?

El estanque en Pollenza

El estanque en Mallorca

Es un concepto muy bonito, y aplicable. De hecho, yo siento que tengo esas tres cosas en mi vida en la India: la parte del buen comer (o de hacerme ayunos cuando lo decido), la parte espiritual que es por supuesto la más marcada, y también la parte del amor…
Pero hay que recordar que la India es una Maestra implacable. Nos enseña muchísimo, y no siempre por las buenas. A veces nos hace falta llevarnos batacazos para aprender. Es por eso que a nadie le deja indiferente. A la India: o la amas, o la odias. Y una de las cosas que he visto muy claramente tanto en experiencia propia como de otros, es que no conviene viajar allí con expectativas. Basta que tengas unas expectativas y unos planes rígidos, para que la India te los desbarate por completo, y el viaje salga completamente diferente a lo que planeabas. Para poder disfrutar realmente de la India, es conveniente venir con el corazón y la mente abiertos, sin esperar nada, o más bien, esperando a ver qué es lo que la India nos depara… Y entonces sí, quizás aparecerá la India de Eat Pray Love. O no. Pero lo que es seguro, será una sorpresa…

Estos son los datos de contacto de Shanti
Si alguien desea recibir la revista sobre las enseñanzas de Guruji en español o en inglés, favor de contactar a Shanti y ella se las hará llegar.
El correo es shanti@saimail.com
Para rentar casas en Mallorca, aquí están los datos de su página/blog
http://casashanti.blogspot.com
http://shantihouses.blogspot.com/
http://shanti-hauser.blogspot.com.es/

Nota: Las respuestas completas de Shanti no pudieron publicarse debido al tamaño limitado del post. Si quieres recibirlas, escribeme un correo a fortyplusblog@hotmail.com y con gusto se las reenviaremos

Fotografias cortesía de Shanti. Agradecemos tambien su paciencia en la elaboracion de este post y la correccion de textos en ambos idiomas.

EAT, PRAY, LOVE?

SHANTI

Shanti

Shanti in Tiruvannamalai

I met Susy, now Shanti, when we were babies. We had a common relative which helped us bond even before we got into kindergarten, and the closeness between our homes contributed even more to the fact that we became close friends. We share lots of anecdotes together, anecdotes kept in the trunk of my memories for ages, such as others I hanged on to for many years like an anchor tying me up to an earlier life. The first image of Shanti I can gather, is her sitting by the piano, the same one she hasn´t played for years today, I remember her shiny long platinum hair and her gorgeous green eyes wearing an extremely serious look (maybe it was sadness?) something very characteristic of them, something that you cannot find there anymore.
One of our childhood anecdotes was when we took English lessons at my place, and the school bus left us alone standing outside our school without knowing what to do when we were seven years old. I remember we held hands and walked alone (quite afraid) towards home, and when we arrived, my mom, without knowing what actually happened, put a plate of chocolate cookies on the table for the teacher. We were so hungry that we threw our hands into the plate and almost ended up hitting each other with our mouths full of cookies because we were starving!
I also recall when my mom told me Susy fell off a hammock and hurt her face, and the anguish it caused knowing that my friend had an accident…those are the memories you sometimes remember like distant flashes.

Walking around the Sacred Mountan in Tamil Nadu

Walking around the Sacred Mountan in Tamil Nadu

The life and circumstances we lived in our country threw us far away from each other, it brought me to Mexico and her to Israel a few months later, and we never heard of each other again for a long time.
My relationship with my Uruguayan friends was kept intact even through the years and distance, and once I heard Susy was living in India.
Years and technology gave us a hand and we met again through Facebook, and thanks to this we also succeeded in gathering almost twenty five 50 year old friends in the country we were born in and to which many of us hadn’t come back for more than 39 years.
The reencounter was one of the most emotive events of my life, and the emotion of seeing each other again was full of tears, laughter, kisses, and hugs, it was epic.
Each hug woke up in each of us the memories of that shared childhood…but the hug Shanti and I shared was really special…she no longer carries that serious nor sad look, her eyes are filled with love and they exude a very special something…and today, no matter the distance, nothing will be able to separate this hearts that met again…

Here I am sharing her words…

My dearest friend Dalia, asked me to share a little bit of my story with India, and I don’t know exactly what to tell. What part of my story could be of any help to others? Each one of us, 40+ women have a passionate life already lived. Each one of us is a world, a novel.

My story with India started when I was a kid .For some mysterious reason that I still can’t figure out, I have always been passionate about the word “India”. The geography lessons at school bored me to death…until we studied India. Then, suddenly, I wanted to hear every word, I wanted to know it all! And so, through my life, each time I met someone who travelled there (not many did, then ) turned automatically into someone very interesting for me. I needed to know it all!

Rishikesh, the capital of Yoga over the Ganges

Rishikesh, the capital of Yoga over the Ganges

India was a dream I had to fulfill, and finally, years later, when I was 24, that dream came true. I travelled to India for the first time around 1986, and from then on, I have lived there once for a whole year, then two years, and now at least 4 months every year.
Was that feminine intuition? Memories of a past life? Why have I always loved India so much, even without having seen it?
That country gave me everything that matters in my life. I met yoga there, and with that, my profession and the beginning of my spiritual journey. And this two are the ones that mark today each event in my life. Here I met my husband, and my Guru. Definitely, every important milestone in my trajectory has been marked for me there. Is it weird then, that I have the imperious need to go back there every year? That besides feeling practically at home in every country or place, I feel that this is the home of my soul? That is my history with India. It might not be anything special, and I still don’t know why this story would be of any help or use for anyone. But I do know one thing, that each of us, when having a recurring dream that that keeps insisting in returning to us constantly and doesn´t allow us to forget about it, we need to make it come true. Because there is a reason. There is something there for us. Something important.I wish you make your dreams come true. Whatever they may be.
After Reading Shanti’s letter, some questions were still in the air that I know many of my friends would also like to solve, that´s when I decided to ask her some of them

HOW DID YOU KNOW WHERE TO ARRIVE TO?

Practicing Yoga on the Roof

Practicing Yoga on the Roof

We had no special plans. After the shock of the heat, the lack of information about the place, (or rather, the disappointment of seeing a place we idealized become a different reality), the extreme contrasts and our final destiny and visiting places where many tourists went, a month after our arrival in India, I was completely sick of it! What I wanted was the opportunity to live with people, to relate to them and learn about their lives, their manners, traditions, their beliefs, their language and I realized I wasn’t going to get it in these touristic places because the locals were only interested in my money or in me as a woman. Therefore we decided to study different guides to find out which were the places not published in them, and get far from this spoiled environment. Tracing a map of these regions, we managed to spend several months without seeing one white face and we penetrated the depths of India.

WHAT MADE YOU FALL IN LOVE WITH INDIA?
I fell in love with the contrasts of a country so unabashedly, so impudently alive, where beauty and ugliness coexist with no adornments  whatsoever. I fell in love with the sparkle in the eyes of the people, even the ones that in the western we would consider pitiful, who know how to smile and to enjoy, in a way that we, even having everything we want, don´t know how to. I fell in love with the colors and the noise, and with the “anarchy that works”, as Johk K. Galbaith, economist and American ex ambassador in India called it. I fell in love with its´ simple, innocent, warm and generous people. I fell in love with that “Je ne sais quoi” that floats in the air, and that, months later, I identified as the spiritual side of India.

TELL US ABOUT YOUR ROUTINE THERE
I live between two places: Shirdi, in the state of the Maharashtra, where my master Sri Babuji´s tomb is, and where my teacher’s teacher is buried too, called Shirdi Sai Baba (and who is not the Sai Baba known in the West) is also buried, and Tiruvannamalai, in Tamil Nadu, where the ashram and the tomb of another very important Indian saint is,called Ramana Maharshi, is, at the feet of a very sacred and powerful mountain is. My routine is quite similar in both places, it includes many hours of meditation a day, starting at 3 o´clock in the morning, when I wake up and do yoga and the rest of the time is dedicated to the ellaboration of an internet magazine called Rose Petals that together with some other devotees of my Guru, which presents his teachings.

WHERE DO YOU LIVE WHEN NOT IN INDIA? WHAT DO YOU DO THERE?

The house in Pollenza

The house in Mallorca

The rest of the year I live in Mallorca, Spain, in a small house in the countryside that my husband and I built with our own hands, according to our criteria and ideals (eco friendly, Feng-Shui, being respectful with the construction traditions of the area…) I am a yoga teacher, and for many years I have made a living of my classes. Until my teacher told me something that went through my heart like a dagger: “spiritual teachings should not be charged for, and if you are charging for them you are devaluating them”. At that exact moment, I decided to stop taking money from my students. And since Life gives us what we need if we know how ask for it clearly enough, it so happened that several friends, and friends of my friends started asking me to help them rent their homes for the tourists, and nowadays, I make my own living from this…Yoga is now a service I give selflessly, and renting houses is my remunerated job. And I try to do it according to the criteria and precepts of yoga: honesty, spirit of service, peace, trust, friendlyness, empathy…

WHAT WOULD YOU TELL TO THESE WOMEN THAT FANTASIZE WITH THE CONCEPT OF EAT, PRAY, LOVE?

The pond in Mallorca

The pond in Mallorca

It is a very nice concept, it’s do-able. In fact I feel that I have those three things in my life in India: the aspect of the good eating (or fasting when I decide it), the spiritual aspect that is of course the most pronounced, and the aspect of love…
But we have to remind that India is an implacable Teacher. It teaches a lot, and not always in an easy way. Sometimes we need to get punched to learn. This is why nobody is indifferent to it. You either love or hate India. And one of the things that I have seen very clearly not only through  my own experience, but also  through others’ , is that is not recommendable to travel there with expectations. If you travel with rigid expectations and plans, India will turn them upside down, and the trip will turn out completely different to what you planned. To really enjoy India, the best is to come with an open heart and mind, not expecting anything,  it will be better just to wait and see what India has prepared for us…maybe then, the India of Eat, Pray, Love will appear. Or maybe not. But what  is for sure; it will be a surprise…

If you are interested in receiving Guruji´s teachings magazine in Spanish or English please contact Shanti and she will send it to you.
Her email is shanti@saimail.com
If you are interested in renting a holliday house in Mallorca, Spain, these are here blogpages
http://casashanti.blogspot.com
http://shantihouses.blogspot.com/
http://shanti-hauser.blogspot.com.es/

Note: Shanti´s complete responses could not be completely published due to the limited size of the post.If you do want to receive them in spanish, please send us an email to fortyplusblog@hotmail.com

We thank Shanti for her pictures and her patience in the making of this post and the style correction in both languages.

Anuncios

Acerca de fortyplusblog

40+woman, professional known in the mexican fashion world, love to write about travels, fashion, beauty and life. mujer de 40+, reconocida profesional en el medio de la moda mexicana, amo escribir sobre viajes, moda, belleza y la vida.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a COMER, REZAR, AMAR? EAT, PRAY, LOVE?

  1. marisaz100 dijo:

    Súper interesante! Muy buen post, felicidades!!

  2. Buenísimo, lo del encuentro con las viejas amistades y los recuerdos es maravilloso…cuántas veces nos cruzamos con las mismas personas en nuestras vidas ? y a quién no le atrae la India ? es uno de mis sueños indudablemente.

    • fortyplusblog dijo:

      La verdad es que me consta que es el sueño de varias, pero muchos lo idealizan y sueñan con ir a la india de grandes lujos, y no saben lo que les espera en realidad, esto es algo mucho mas espiritual.

  3. Laura Herrerías dijo:

    Hola Dalia,

    Me gustó mucho tu historia, pienso que todos los que nos vamos de nuestros lugares de nacimiento e infancia, nos llevamos en el alma un poco de nostalgia, que increible que te hayas reencontrado con tu amiga y nos compartas su historia!!! Besos, Laura

    • fortyplusblog dijo:

      Gracias, Laura. La verdad es que para mi fue algo sumamente significativo, al igual que para la mayoria de las personas que nos reunimos, pero siento que la historia de Shanti tiene muchisimo contenido. Para mi es una gran motivacion para luchar por hacer nuestros sueños realidad.

  4. Anabel Tamayo dijo:

    La verdad amiga te sacaste un dies que bella historia, ahora tendre que ir a la india, me encanto la filosofia de tu amiga Shanti, tendria que ser la de todo el mundo, realmente creo que es la verdadera felicidad una vida tranquila, y respetando a los demas, y sobretodo tratando de ayudar LOVE IT, y una ves mas FELICIDADES SOY TU FAN .

  5. fortyplusblog dijo:

    Gracias, mi querida Anabel. Shanti irradia luz…ojala pudiera compartir los comentarios de la gente que la conoce en persona. Ojala esto sirva como un detonador para que mas mujeres persigamos nuestros sueños. Estoy segura que asi será. Un abrazo fuerte para ti!

  6. Manuel Garza dijo:

    Sabes amiga, hace unas semanas estuve a punto de entrar en una especie de crisis y tenía una urgencia de hacer una actividad física, tomar una clase de algo, desarrollar una habilidad nueva, lo que fuera con tal de poder despejarme y no tener una actitud de psicópata neurótico obsesivo perturbado, y finalmente después de un gran análisis e investigación, me decidí por iniciar con clases de yoga, tengo apenas 3 clases y siento como sí hubiesen cambiado a un Manu por otro, no reconocerías a un yo de hace un par de semanas con el que ene este momento te escribe este comentario, y una de las cosas que me recordó que la Yoga existía fue por un restaurante de comida Hindú de la condesa, se llama Taj Mahal, es pequeño y discreto pero ha sido de la mejor comida hindú que he probado al menos en México, y hace vara días he tenido una especie de “urgent” de conocer India, espero hacerlo algún día y poder experimentar aunque sea en un breve parpadeo lo que Shanti ha estado viviendo por años.
    Por lo pronto en esta micro aproximación a su comida, a esta disciplina y al cariño que esta creciendo, sólo me queda “rezar” y esforzarme por cumplir esta nueva meta que está tomando forma.
    Te mando un gran abrazo amiga! Te quiero mucho y nos veremos pronto.

    Manu

    • fortyplusblog dijo:

      Mi querido Manu, me da muchismo gusto saber que hayas encontrado una forma de canalizar y sublimar toda tu energia. La verdad es que la yoga es un seguro medico efectivo, ademas de alguna manera te enseña a escuchar lo que tu cuerpo y tu psique te quieren decir. Ademas de acariciar tus musculos, es una forma de decirte a ti mismo cuanto te quieres, de darte ese tiempo y ese espacio para ti. Te mando un fuerte abrazo!

  7. Regina dijo:

    Dalia y Shanti,
    Me encanto el post, ambas irradian luz, cada una a su manera, las quiero!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s